viernes, 27 de marzo de 2009

Vivo por Ella


Como hombres que somos, necesitamos motivaciones; necesitamos razones para justificar nuestros actos y darle, aun que sea, un breve sentido a nuestros quehaceres cotidianos.
Muchas personas son capaces de saciar esta necesidad con "pequeñas grandes cosas", hasta el punto de no sentir su ausencia y por consiguiente no comprenderla...
Otras han sentido esta carencia (en mayor o menor grado), y han buscado sus propios refugios... unos encontraron la religión, otros un partido político, unos pocos conocieron al amor de su vida y un puñado de almas descubrieron el cielo.
En lo personal, desde muy pequeño me dediqué a escuchar. A oír y encontrar simetría y armonía en esos distinguidos y peculiares sonidos. muchas veces, cuando algo no encajaba en su sitio o se desfasaba del resto de los sonidos armónicos, se me veía golpeando un palo contra un muro, o una cuchara contra la mesa, para devolverle el sentido y la coherencia a los sonidos.
curiosamente, no aprendí a tocar un instrumento hasta los 8 años de edad, cuando el profesor Jorge Cornejo del Complejo Educacional Maipú, nos impartió clases de flauta dulce. No pasó mucho tiempo (2 años para ser exacto) para que fuera yo el que le enseñara una melodía al profesor... fue justamente la canción "Time to say goodbye" de este mismo cantante celebre: Andrea Bocelli...

Curiosamente, este tenor cumple primaveras el mismo día que yo... nació en la campiña toscana, ubicada en una localidad del centro de Italia. Desde los 6 años comezó a estudiar piano, seguido de la flauta y el saxofón. a los 12 años sufrió un accidente que cambiaría su vida: una hemorragia cerebral lo deja sin visión. posterior al accidente, Bocelli por medio de una gran fuerza de voluntad, sale adelante, egresando de la enseñanza media y posteriormente licenciandose como abogado en la Universidad de Pisa.
Su verdadera pasión nunca fue mitigada, y no fue hasta 1992, cuando a Andrea Bocelli se le da la oportunidad de grabar un Demo de la canción "Miserere" con Zucchero, quien planeaba grabar el tema definitivo con Luciano Pavaroti.
Una historia demaciado grande y profunda para resumirla en palabras... es por eso que, de este tipo de cosas, es la música quien se encarga.
"Vivo per lei" en un maravillozo dueto con Laura Pausini, resume perfectamente la motivación que tuvo Bocelli para salir adelante, y aquello con lo que justifico todos y cada uno de mis retazos de vida.




3 comentarios:

amor y libertad dijo...

genial la idea de tu blog, cristóbal, reflexión general tomando por pie una canción

esta de ahora me encanta

Nuria dijo...

Tu blog, muy musical ;-)
He llegado a esta canción que me gusta mucho, es de esas que podrías escuchar con los ojos cerrados y dejarte llevar.

diego dijo...

Muy buenas!!!

Enhorabuena por el blog. Yo llegué a él, buscando información de la canción.

Me ha encantado la reflexión y la historia de Andrea Bocelli, ya que no lo sabía.

Estoy escribiendo la partitura de Vivo por ella, para mi blog de partituras: www.diegosax.es

Un saludo a todos/as y gracias por el post!!!